El Festín de Babette, cuando el cine y la gastronomía se unen

Posiblemente la película más representativa del cine gastronómico. Una obra maestra que conjunta la belleza de lo culinario y lo profundo de la cinematografía. El Festín de Babette demuestra el encanto del mundo culinario a través de pequeños detalles, secuestra nuestros sentidos y los mantiene inertes por ratos. 

Para celebrar la relevancia y representatividad del mundo gastronómico en esta película, te proponemos realizar la famosa receta de Blinis Demidoff.

Festín de Babette, la obra maestra del cine gastronómico

El Festín de Babette es una representación cinematográfica del director Gabriel Axel sobre el relato de la escritora danesa Karen Blixen, cuyo pseudónimo literario era Isak Dinesen. Una obra danesa con una notable relevancia para el país. 

La película inicia en el remoto poblado de Jutlandia a mediados del siglo XIX. Nuestra protagonista Babette es una talentosísima chef francesa, sin embargo, se encuentra refugiada en el país mientras escapa de la violencia de su país. 

Foto: Babette es una mujer francesa refugiada y que quiere encontrar paz en su vida

Babette, refugiada en un pequeño pueblo de pescadores, debe hacer lo que sea por sobrevivir, por lo que encuentra trabajo como ayudante de dos hermanas viudas. La comunidad juega un papel preponderante en la cinta, pues al unísono crea un ambiente riguroso y un tanto austero para la protagonista. 

Al ser una comunidad con creencias arraigadas, sobre todo con su compromiso con Dios, existe un permanente rechazo hacia lo frívolo de la vida. La llegada de Babette dispone un cambio para la pequeña y aburrida isla, aunque eso está por cambiar. 

Babette gana la lotería y dedica ese premio para organizar un agapé fenomenal para todos ellos. Un gasto desmesurado que será el inicio de la transformación de todos ellos, una chance para abrir su corazón a los demás. 

La comida y la hospitalidad, un matrimonio perfecto

Lo relevante de esta película, es el poder de transformación que tiene la comida. Al inicio de la película observamos como los protagonistas comen por el simple acto de ser una necesidad fisiológica. Comida insípida, sosa y triste, algo que hace que Babette sufra terriblemente.

Foto: Babette gana la lotería y quiere demostrarles a los habitantes de la isla que la comida también se puede disfrutar.

Gracias al banquete, eso cambia y Babette les demuestra que el acto de comer puede ir más allá que eso. Es un acto de sublime, lleno de belleza y que permite disfrutar el hecho de vivir. La película es una oda a la gastronomía, una celebración de lo culinario y representación fiel de la pasión que alguien puede tener por la comida. 

El Festín de Babette ganó el Óscar a la mejor película de habla no inglesa. Una puesta escena reflexiva y muy íntima, sobre la capacidad humana para crear un ambiente hospitalario y desarrollar experiencias que abriguen el corazón. 

¿Qué platillos puedes encontrar en el Festín de Babette?

Babette manda traer productos gourmet de la más alta calidad, la velada tiene que ser perfecta y quiere demostrarles a los puritanos residentes de la isla, que en el acto de comer se puede gozar. 

Este es el menú que elaboró Babette con los ingredientes importados, más sofisticados y refinados que pudo encontrar. 

Foto: Babette como cocinera francesa hizo un ágape sin igual.

Sopa de Tortuga: acompañada de un excelente vino amontillado. 
Blinis Demidoff: unas pequeñas entradas rusas cubiertas del mejor caviar. 
Cailles Sarcophague: el platillo principal, codornices rellenas con trufa negra y una salsa de vino. 
Ensalada de Endivias y Nueces: acompañan el platillo principal con una mezcla de lechugas, endivias con nueces y vinagreta francesa, junto con queso camembert
Tarta de Cerezas: para cerrar un menú espectacular una deliciosa pastel de cerezas confitadas. 

Receta de los Blinis Demidoff del Festín de Babette

Para celebrar el legado de una de las películas más importantes dentro del cine que rinde culto a la gastronomía, hagamos estos Blinis Demidoff del Festín de Babette. 

Foto: Los blinis Demidoff son una pequeña entrada de origen ruso que tienen caviar/ The Guardian

Ingredientes: 

1 taza de Harina 
10grs Levadura
2 Huevos
¾ taza Crema Agria o Queso Crema 
¼ taza Crema Espesa
¾ taza Leche 
Mantequilla
1 frasco de Caviar/ 100grs de Láminas de Salmón
Cebollín
Sal

Preparación: 

Disolver levadura en leche caliente.
Mezclar la leche junto con la harina, es importante cernir la harina para evitar grumos. 
Dejar reposar por una hora. 
Mezclar las yemas con la crema espesa, masa previamente refrigerada, sal y claras montadas en punto de nieve. 
En una sartén grande añadir mantequilla y con ayuda de una cucharilla hacer los blinis con la masa, que son como una especie de pequeños hotcakes. 
Dar vuelta y reservar una vez que estén bien dorados. 
Encima de los blinis servir crema agria y un cucharada de caviar. 
Incorporar un poco de cebollín finamente picado en cada uno de ellos. 

 

Previous Post Next Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *