Cómo hacer fresas cubiertas con chocolate. Justo a tiempo para San Valentín

Nos encantan las fresas cubiertas con chocolate. Son deliciosas, crujientes, jugosas y perfectas para convertir cualquier momento en una experiencia gastronómica idílica. Una idea que proponemos perfecta para preparar un ambiente delicioso para celebrar el próximo Día del Amor y la Amistad.

Vamos al grano: no hay nada más genial que compartir fresas con chocolate en una cena de San Valentín. ¿No te parece? Es como la combinación perfecta de lo dulce y lo fresco en una sola mordida. El acompañamiento perfecto para una cena íntima y romántica, el postre perfecto para compartir.

Piénsalo, esta fecha es la excusa perfecta para quitarle el antojo de unas fresas cubiertas con chocolate.

Y lo mejor de todo es que hacerlas es pan comido. ¡Nada de complicaciones! Solo necesitas un poco de paciencia y ¡voilà! Una recompensa deliciosa te espera al final del proceso.

Así que, ¿qué estás esperando para consentirte y consentir a tu pareja con estas maravillas de chocolate y fruta? ¡No te arrepentirás!

Receta: Cómo hacer Fresas Cubiertas con Chocolate

Preparar fresas cubiertas con chocolate es más fácil de lo que crees / Foto: Shutterstock

Ingredientes:

500 g de fresas
150 g de chocolate con leche
50 g de chocolate blanco
2 cucharadas de aceite de coco
Coco rallado (opcional)
Chispas de chocolate (opcional)

Instrucciones:

Lava y desinfecta las fresas, dejando los tallos intactos (aunque si prefieres, puedes quitarlos). Sécalas bien con una toalla de papel para eliminar el exceso de agua antes de congelarlas.
Coloca un film de papel encerado en una bandeja o plato extendido.
Derrite el chocolate con leche en el microondas en intervalos de 30 segundos hasta que esté completamente líquido. Si el chocolate está demasiado espeso, puedes agregar aceite de coco para obtener una mezcla más suave y fácil de cubrir.
Opcionalmente, derrite el chocolate blanco de la misma manera en otro recipiente y reserva.
Sumerge cada fresa en el chocolate derretido y colócalas sobre el papel encerado para que el chocolate se enfríe y se endurezca.
Para decorar, puedes usar un tenedor para rociar un poco de chocolate blanco derretido sobre las fresas, creando líneas decorativas que contrasten. También puedes agregar coco rallado, chispas de chocolate o nueces picadas mientras el chocolate aún está húmedo para que se adhieran.

¡Disfruta de estas deliciosas fresas cubiertas con chocolate en cualquier ocasión especial o simplemente como un capricho dulce y delicioso!

Algunos tips para que te queden perfetas tus fresas cubiertas de chocolate

Si es tu primera vez preparando fresas con chocolate, puede que parezca un reto. Pon atención a estos consejos para que todo salga al pie de la letra. / Foto: Shutterstock

Puede que si es una de tus primeras veces preparando fresas cubiertas de chocolate, puede que sucedan muchos accidentes. Para que no te queden grumosas, se desbaraten, o queden gomosas (sin esa textura crujiente a la mordida que nos encanta)

Te dejamos algunos tips que te queden perfectas:

Utiliza fresas frescas y asegúrate de secarlas bien con una toalla de papel antes de sumergirlas en el chocolate. La humedad puede causar que el chocolate se endurezca de manera irregular o forme grumos.
Escoge chocolate de buena calidad para obtener un resultado más suave y delicioso. Evita el chocolate con demasiados aditivos o azúcares añadidos, ya que pueden afectar la textura final.
Derrite el chocolate en el microondas en intervalos cortos de tiempo y revuelve bien después de cada intervalo. Esto ayudará a evitar que el chocolate se queme o se forme grumos. Si el chocolate está muy espeso, añade un poco de aceite de coco para obtener una mezcla más fluida.
Asegúrate de que las fresas y el chocolate estén a temperatura ambiente antes de comenzar el proceso. El chocolate caliente sobre fresas frías puede causar que el chocolate se endurezca demasiado rápido y no se adhiera correctamente.
Sumerge cada fresa en el chocolate derretido de manera uniforme, asegurándote de cubrirlas completamente. Agita suavemente para eliminar el exceso de chocolate y luego colócalas sobre papel encerado para que se enfríen y se endurezcan.
Si vas a decorar las fresas con chocolate blanco, coco rallado o chispas de chocolate, hazlo rápidamente mientras el chocolate aún está húmedo para que los ingredientes se adhieran correctamente.
Si deseas que el chocolate se endurezca más rápido, puedes colocar las fresas en el refrigerador durante unos minutos. Sin embargo, evita dejarlas en el refrigerador durante demasiado tiempo, ya que el chocolate puede comenzar a sudar cuando regresen a temperatura ambiente.

Con estos consejos, estarás en camino de hacer las fresas cubiertas de chocolate perfectas, ¡crocantes, delgadas y absolutamente deliciosas! ¡Disfruta de este dulce y tentador placer en cualquier ocasión!

Si te gustó esta receta y los consejos para hacer fresas cubiertas de chocolate de campeonato, no dejes de seguirnos en nuestro Canal de Youtube, cada semana tendremos una nueva receta para ti.

Previous Post Next Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *