Cómo curar una olla de aluminio ¡lista para estrenar!

Las ollas son artículos indispensables en la cocina. Básicamente, sin ellas no lograríamos hacer nada en la cocina. Las hay de muchos materiales, pero las más comunes (al menos ahora, en nuestras cocinas modernas) son las de aluminio y acero. Si acabas de conseguir una, antes de ponerla al fogón, te contaremos cómo curar una olla de aluminio.

¿Por qué es importante curar las ollas de aluminio?

Seguramente te ha pasado o lo has escuchado: las ollas de aluminio, al estar hechas con este tipo de metal, pueden hacer que los alimentos adquieran una especie de sabor metálico. Una experiencia nada agradable. Por esta razón es importante curar una olla de aluminio antes de ponernos a cocinar en ella.

Además de evitar que tus guisados sepan a metal, curar una olla de aluminio te ayudará a que tus preparaciones no se queden pegadas a la olla. 

Aprender a curar ollas de aluminio te ayudará a eliminar cualquier producto que se haya utilizado durante la fabricación y que haya quedado impregnado en las paredes, genere cualquiera de estos inconvenientes al cocinar.

Así pues, para evitar cualquiera de estas molestas situaciones, te contaremos cómo curar una olla de aluminio.

¿Cómo curar una olla de aluminio?

Foto: Shutterstock

¿Qué necesitas? (Las cantidades varían según el tamaño de la olla)

Ingredientes:

Agua
Vinagre (Una taza por litro de agua)
Jugo de 1 limón (Por cada litro de agua)
Un paño suave

Procedimiento:

Lava con abundante agua y jabón las ollas de aluminio que quieras curar.
 Llena las ollas de aluminio con agua.
Por cada litro de agua, agrega una taza de vinagre y el jugo de un limón.
Lleva las ollas a la cocina a fuego lento hasta que hierva el agua.
Cuando el agua hierva, apaga el fuego y deja que el agua se enfríe por completo.
 Por último, arroja el agua y seca con un paño limpio las ollas.
Ahora sí están listas para que empieces a cocinar.

¿Cómo limpiar las ollas de aluminio?

Foto: Shutterstock

Tan importante como curarlas antes de usarlas es que tenemos que saber cómo lavar adecuadamente las ollas de aluminio, para evitar que se dañen y mantenerlas en estado perfecto, a pesar del paso del tiempo.

Simplemente se deben lavar con agua caliente y jabón de platos simple. Aunque haya suciedad difícil de remover,  lo ideal es no utilizar (y evitar en todo lo posible) los limpiadores químicos y productos abrasivos.

Acá te dejamos algunos consejos para quitar, por ejemplo, la grasa quemada de las ollas, como todo un experto.

Sigue estos consejos para utilizar tus utensilios de la mejor forma y evitar así que exista algún inconveniente al utilizar nuestros utensilios de cocina.

Si te gustaron estos consejos, no dejes de seguir nuestro Canal de Youtube para más consejos y recetas útiles.

Previous Post Next Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *